Navigation Menu+

Arapaella

 

Aunque no estábamos todos los que eramos, ni eramos todos los que estábamos, pudimos disfrutar de los frutos de nuestro trabajo, aunque ya lo disfrutamos también, haciendo el indio en el desfile.

El día no estaba muy a nuestro favor, pero con ganas y el buen humor de los duendes, todo estuvo solucionado.

La paella riquísima, el ambiente genial, y la sobremesa, se mantuvo hasta que los termómetros corporales de los últimos padres, aguantaron.

Algunos llegaron tarde, otros tardaron en llegar y la fotógrafa, se olvidó se que algunos no aparecieran en el reportaje.

El caso es que otro año más, disfrutamos duendes y menos duendes, de una comida y una tarde de convivencia estupenda.

 

 

Buscaremos, dentro de un año, una disculpa parecida, para preparar primero y disfrutar después.

¡¡Gracias a todos y hasta el próximo año que volveremos de nuevo a carnavalear………..!

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: